La dignidad humana, clave de una sana bioética

 Después de unas palabras de bienvenida del director del Máster, el doctor José Carlos Abellán, tomó la palabra el Dr. José Eugenio Azpíroz, quien impartió la lección inaugural de este curso 2016 - 2017.

La conferencia del profesor Azpíroz, abogado, doctor en derecho y diputado en las Cortes Generales durante más de dos décadas, llevaba por título "La Bioética, más allá de la Bioética”, y en ella destacó algunas de las cuestiones que son objeto de debate en la sociedad y que de seguro lo serán de estudio en el Máster: Vientres de Alquiler, Reproducción asistida, Filosofía de Género; Aborto; Suicidio demográfico; Eutanasia, etc.

Grandes retos e inquietudes atraviesan nuestra sociedad actual, y tienen una lectura importante para las ciencias de la vida y la bioética. En su análisis, alertó acerca de  la expansión de la denominada “Ideología de Género”, cuyos presupuestos antropológicos y morales pudieran estar  trasladándose a la política, la legislación y la jurisprudencia; y cómo, durante las últimas décadas, y gracias a los avances de las ciencias biomédicas, se ha producido una disociación entre la sexualidad y la reproducción humanas, fenómeno que tiene y tendrá fuertes implicaciones antropológicas y sociales. 

En nuestra sociedad se produce también una grave crisis demográfica, un progresivo envejecimiento, a la vez que aumenta y se generaliza el aborto, tratándolo como un supuesto derecho de la mujer. No dejó fuera de su análisis debates tan actuales como la eutanasia o la maternidad subrogada o vientres de alquiler, promovida por ciertas corrientes y criticada incluso por numerosas feministas.

En su análisis destacó "el hilo rojo" o la idea de fondo que permea esta situación: la dignidad de la persona constituye el principal referente, que nunca podemos perder de vista en cualquier análisis bioético. Propuso como un ejemplo de esta coherencia en la defensa de la vida y la dignidad personal de todo ser humano, al gran genetista del siglo XX, el doctor Jerôme Lejeune, descubridor de la trisomia del cromosoma 21 , que provoca el Síndrome de Down, y animó a los estudiantes y resto de público asistente a comprometerse en el estudio de la Bioética.